Lo primero que se debe hacer a la hora de preparar el material para un día de pesca, es buscar información sobre el tiempo que hará, lugar al que iremos, si el sitio es playa de roca o arena, puerto, escollera...

Después haremos una selección de señuelos que podremos usar según las condiciones del lugar, como son marea, viento u oleaje.

¿Con qué equipos sacaremos mayor rendimiento en nuestra zona de pesca?

A la hora de escoger un equipo, yo me decantaría por cañas 2,13 a 2,30 m de acciones comprendidas de 0-7gr o 0-10gr. Con puntera tubular dado que su acción de recuperación es mas rápida, también al ser más rígida se moverán mucho mejor los pequeños señuelos (minnow, paseantes, popper...)

En cuánto al carrete lo ideal sería uno de tamaño 1000 o 2000, y así equiparnos acorde a las especies que pretendemos a capturar.

Respecto al trenzado podríamos usar un PE 0.6(0,06), para que podamos lanzar los más lejos posible. Los mini señuelos, los uniremos a un pequeño bajo de fluorocarbono, que será del 0,18 o 0,20 para evitar roturas. Por último uniremos una pequeña grapa para ir intercambiando los señuelos.

¿Cómo debemos usar los señuelos según las condiciones meteorológicas?

  • Usaremos señuelos con babero en zonas de mucho oleaje, o con fuertes corrientes. Este tipo de señuelos tienen mayor superficie para navegar, además de mayor agarre aguantando así las embestidas del oleaje.
  • Los paseantes superficie y popper se usan cuando la condiciones son favorables, es decir, zonas portuarias o playas en calma. Será detectado con mayor facilidad por el depredador.
  • Los paseantes hundidos, dependiendo de que paseante usemos lo podremos usar en distintas condiciones, por ejemplo, los más ligeros como los Mimiq de Magbite (2,5gr) lo usaremos cuando el mar esté en calma. Por otro lado los Yumeki de Duo (6,3gr), recomendado para corrientes y sacar mayor rendimiento en aquellos días con algo de viento.

¿Cómo debemos mover los señuelos?

  • Señuelos con babero los moveremos con pequeños golpes de muñeca y con paradas, para provocar el ataque del depredador. Podremos traerlo haciendo un recogida lineal, por su forma de nadar y moverse el pez atacará.
  • Paseantes de superficie y popper lo moveremos con muchos toques de puntera, para que hagan muchos quiebros en la superficie y reproduzca los movimientos de un pececillo en apuros.
  • Paseantes hundidos a los que mayor rendimiento se le puede sacar. Lo mejor con este tipo de señuelo, es dejar que se hunda, dar de dos a tres toques, parar y así repetidamente. Los depredadores suelen atacar en la pausa de esos movimientos.